lunes, 8 de febrero de 2016

StudyBlog: Mis básicos para un día de estudio en la biblioteca.

Por mi horario normalmente estudio en casa pero cuando tengo día libre en la oficina aprovecho para hacer un día de estudio intensivo en la biblioteca, ya sea pública o la de la universidad.



Dependiendo a cuál de ellas vaya necesitaré llevar más o menos material ya que algunas de las cosas que tengo que usar ya están ahí) pero hay unas cosas que no pueden faltar nunca:

  1. Tapones para los oídos: parece mentira pero cuando estar en un ambiente teóricamente silencioso te das cuenta del ruido que hacemos incluso al hacer las cosas más simples.

  1. Mi reloj de pulsera. No suelo llevarlo a menudo pero cuando voy a la biblioteca no me gusta consultar la hora en mi teléfono móvil ya que me tentaría a distraerme. Cuando me olvido del reloj acostumbro a usar Apps tipo Forest para no tocar el teléfono más de lo necesario.


  1. Algo de beber. Preferiblemente agua o zumo.  Si voy sola a la biblioteca no suelo tomar café ahí, a no ser que me apetezca  mucho o que vaya acompañada con lo cual es casi obligatorio aunque intento no pasarme con las bebidas excitantes.

  1. Algo de comer. Siempre suelo llevar algo para desayunar ya sea un bocadillo pequeño o unas barritas de cereales, pero también llevo siempre en el bolso algunos chicles o caramelos.


  1. Ropa cómoda y en capas. No sé si os ha pasado alguna vez: día de frío polar, te abrigas bien antes de salir de casa y cuando llegas a la biblioteca tienen la calefacción a nivel Sahara. Para estos casos yo siempre intento llevar alguna capa de ropa que me pueda quitar o poner cuando lo necesite (suelo llevar a menudo un cárdigan, para mí es lo más cómodo y versátil, con una camiseta más fina debajo).

  1. Un estuche bien equipado. Parece una tontería pero yo he llegado a dejarme el estuche en casa cuando he ido a la biblioteca expresamente a hacer faena o a estudiar. Por suerte siempre llevo un mini-estuche de emergencia en mi bolso con un par de bolígrafos básicos, un lápiz, una goma y algunos post-it.

  1. Algunos básicos beauty como lipbalm, crema de manos y cosas de este tipo que no sabemos cuándo vamos a necesitar.

  1. Las tareas del día. Este es quizás el punto más importante. Saber exactamente lo que tienes que hacer te permitirá optimizar el tiempo de estudio y no llevarás contigo materiales que luego puede que no utilices.


Hay que tener en cuenta que ir a estudiar a la biblioteca comporta un desplazamiento, para mi ahora no es demasiado ya que vivo en la ciudad pero antes me suponía más de media hora en tren y un par de transbordos, por lo que debe ser un viaje que valga la pena, productivo y satisfactorio.

Espero que os haya gustado el post de hoy.
Muchas gracias por comentar y hasta la próxima!.


La Strega Ignorante

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada